¿Alguien ha visto la rama?

Por: Miguel Angel García Romero
¿Alguien ha visto la rama? Buenos días, tardes y noches de diciembre del 2014 que entra en agonía. Los saludo nuevamente Al toque del recreo.

El tema que voy a abordar hoy no es con fines religiosos de ninguna especie, sin embargo guarda mucho respeto y consideración a todas las creencias que hoy en día convergen en mi bello Veracruz y compartiré con los amables lectores que nos siguen desde Baja California, Tlaxcala, Puebla, Monterrey, Distrito Federal, etc.

 La rama es una especie de villancico veracruzano que recorre las calles de prácticamente todo el estado de Veracruz y se efectúa del 16 al 24 de diciembre, consiste en adornar una rama de árbol con cadenetas de papel, farolitos hechos de papel o de fruta, en fin la interpretación de esta bella tradición varía según la comunidad o municipio, entre las más famosas se encuentran las de Tlacotalpan que viene a ser icónica por su sonido de jaranas, el zapateo y el pandero; en el Puerto de Veracruz la resultante tiene más tintes de son cubano y se acompaña con guitarras, claves, maracas, güiros, bongós, etc.

De pequeño me tocó adornar mi rama con cadenetas de papel, globos y esferas del arbolito de navidad y con mi pequeña tropa infantil recorríamos las principales calles del puerto hasta llegar a los portales en donde propios y extraños se regocijaban con la diversidad de ramas que se entonaban noche tras noche durante muchas horas. Al final de la nocturna jornada nos repartíamos el dinero que los escuchas, a manera de aguinaldo, nos habían regalado.

Desde días antes hacíamos sonajas con corcholatas (“chorcolatas” decía Paco) y trozos de alambre que acompañaban rítmicamente el canto que más o menos decía así:

A las buenas noches ya estamos aquí,
Aquí está la rama que les prometí,
Que les prometí venir a cantar
pero mi aguinaldo me tienen que dar.
Naranjas y limas, limas y limones
más linda es la virgen que todas las flores,
Naranjas y limas, limas y limones
Más linda es la virgen que todas las flores.

Poco más o menos las escuelas en sus festivales decembrinos la incluyen, pero en las calles del puerto cada vez es menor su presencia por motivos tan diversos como la inseguridad, la diversidad religiosa o la globalización.

La rama es parte de nuestra cultura e historia pero lo que más me preocupa de esta pérdida es que una calle sin rama –al menos acá en Veracruz- es un síntoma de que la calle se está quedando sin niños.

La editorial de hoy es para agradecerles el favor de la atención prestada a esta columna durante el presente año, lo hago justo cuando ya se celebran las últimas posadas y se acercan la noche buena, la navidad y el año nuevo por lo que les deseo lo mejor de la vida hoy y siempre.

PD nos vemos en enero Al toque del recreo.

Miguel Angel García Romero es Licenciado en Educación Musical por la Facultad de Música de la Universidad Veracruzana (UV), cursó la Maestría en Desarrollo Infantil por la Universidad Pedagógica Veracruzana (UPV), compositor de música popular, recopilador y creador de música y cuentos para público infantil, maestro de música en los niveles básico y medio-superior (SEV), director y fundador de la Orquesta de Flautas Barrocas de la Escuela Libre de Música del Instituto Veracruzano de la Cultura(ELMIVEC) y creador de los talleres sobre música corporal: “Chiflando y Aplaudiendo” y “Yo tambor”. Actualmente realiza un trabajo de investigación sobre la música corporal y su incidencia en el desarrollo de las inteligencias emocional y social.



© 2012-2018 Destinoveracruz.com. Algunos derechos reservados.