Con la torta bajo el brazo: Preggoland

Por: Pedro de la Iglesia
Preggoland Jacob Tierney ¿De cuantos privilegios goza una mujer que en su vientre porta el milagro de una nueva vida?. Repasemos solo aquellos que este espacio finito nos permite enumerar:

Un cómodo lugar en el camión que el caballero cede con una sonrisa amable sobre el rostro, puertas que se abren y sillas libres en restaurantes, bancos y centros comerciales, descuentos y trato amable en cualquier tipo de establecimiento público o privado, consideración y paciencia de médicos y enfermeras en hospitales, la atención absoluta de todos los miembros de la familia al ser la portadora del heredero o heredera del apellido que el clan orgulloso porta desde el principio de su historia.

La cigüeña trae consigo sin duda, además de un lindo bebé, una carga de halagos, atenciones y regalos que son difíciles de rechazar. ¿No podría entonces ser esta la perfecta ocasión para hacernos perdonar todos los errores de una loca juventud?, ¿poder pasar por alto nuestros mas despreciables defectos o superar en grado de madurez o en realizaciones a nuestros familiares y amigos?.

Jacob Tierney dirige a la actriz y guionista Sonjia Bennett en "Preggoland", una divertida comedia que de manera muy singular nos da una respuesta afirmativa a estas difíciles preguntas.

La cinta estrenada el año pasado en el Festival Internacional de Toronto, cuenta la historia de Ruth, una mujer de 35 años anclada una etapa de su vida que por diversas razones no ha querido abandonar. 

Cajera en un supermercado, adicta a los cigarrillos cargados de la hierba mágicay a las fiestas alocadas de corte adolescente, descubre de pronto que ya no encaja más en el grupo de amigas, las cuales el matrimonio ha transformado en el correr de unos cuantos años, en obesas y respetables amas de casa.

Sus amigas han cambiado los tragos de ron por la leche de los biberones, las  minifaldas por los pañales, los tacones altos de las zapatillas por el estambre de los diminutos zapatitos y chambritas de sus adorables niños.

Excluida del grupo de amistades que mas aprecia, Ruth encuentra de manera totalmente accidental que la puerta de entrada a la tribu de madres serias y responsables, es una buena carta a la cigüeña aunque la misiva tenga que ser mas falsa que un aguacate sin hueso.

La mentira funciona muy bien al principio, pero con el correr de las semanas será mas difícil para Ruth continuar con esta mentira. La farsa se vendrá abajo cuando la protagonista es obligada a develar su secreto delante su familia, amigos y compañeros de trabajo en un babyshower sorpresa.

La idea original y los brillantes momentos de humor, cortesía del mismísimo míster MACHETE (Danny Trejo) hacen de esta película una entretenida comedia que marca un esfuerzo de algunos directores del país de la hoja de maple por despegar sus obras de su predecible paisaje cinematográfico, plagado de oscuros dramas existenciales, tragedias de inmigrantes que viven en la eterna miseria y desgracia, y suspensos políticos de verdadero bostezo.

"Preggoland" sin ningún tipo de pretención filosófica ó redentora, es un filme brillante porque cumple con su humilde cometido: arrancar de nuestros cuerpos y alma la preocupación y el stress a través de una buena carcajada.




© 2012-2018 Destinoveracruz.com. Algunos derechos reservados.