¡Qué Vivan!

Por: María Dolores Altamirano Hernández
Qué Vivan Reiniciando de nuevo con esta columna y recordando uno de mis propósitos para este año: alimentarme lo más sanamente posible. Me he dado a la tarea de, por lo menos, preocuparme por lo que consumo. A veces es más el decirlo que hacerlo (lo confieso). Mi dieta este año es más variada pero a veces no resisto la tentación de consumir bebidas de “cola” y alguna botanita chatarra... ¡Que Dios me perdone!.

Hace un año una amiga y compañera de trabajo “Juany”, experta en el área de bioquímica, y que cuida mucho su alimentación, me explicó que la ONU (Organización de las Naciones Unidas), en una de las tantas asambleas en las que se trabajan, proclama “el año de...”,  para concientizar y ayudar a la población mundial. El 2015 fue “El año Internacional de la Luz” y, en todo el mundo, se llevaron a efecto diversos proyectos culturales, artísticos, literarios, científicos... relacionados con esa temática. México, por supuesto participó.

Ella me invitó a ser parte de un grupo multidisciplinario para hacer conciencia y trabajar la temática, desde las diferentes áreas donde me desenvuelvo. Varios profesionales interesados en el tema colaboramos en diversos proyectos. Les comento que la experiencia fue muy enriquecedora.

Este año, volvimos a recibir la invitación de “Juany”, así que me puse “manos a la obra” para ir visualizando lo que hay que trabajar:

“En su 68º período de sesiones, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el año 2016 Año Internacional de las Legumbres (A/RES/68/231). Se ha designado a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para que facilite la celebración del Año en colaboración con los gobiernos, las organizaciones pertinentes, las organizaciones no gubernamentales y las demás instancias pertinentes.

El Año Internacional de las Legumbres 2016 se propone sensibilizar a la opinión pública sobre las ventajas nutricionales de las legumbres como parte de una producción de alimentos sostenible encaminada a lograr la seguridad alimentaria y la nutrición. El Año brindará una oportunidad única de fomentar conexiones a lo largo de toda la cadena alimentaria para aprovechar mejor las proteínas derivadas de las legumbres, incrementar la producción mundial de legumbres, utilizar de manera más apropiada la rotación de cultivos y hacer frente a los retos que existen en el comercio de legumbres” (1). Este año, por lo tanto,  debe ser un “año saludable” porque debemos incorporar en nuestra dieta: ¡LEGUMBRES!...

Nuestra gastronomía nacional, y en especial la Veracruzana, cuenta con una gran variedad de platillos, los cuales se preparan con legumbres, y algunas de ellas, forman parte de nuestro consumo diario. Por lo que, ir de compras a un “mercado jarocho” es una experiencia gratificante, ya que tenemos la fortuna de contar con una gran variedad de productos que la madre naturaleza regala a nuestras tierras.

Sí en estas vacaciones usted visita nuestro puerto (o si reside en él) puede acudir a cualquier mercado, supermercado, tiendita de abarrotes...  y encontrar: ¡LEGUMBRES!, las cuales son muy económicas y fáciles de preparar.

Si no puede acudir, entonces lo invitamos a “imaginarse” cómo poder  consumir LEGUMBRES al estilo “Jarocho”. Por ejemplo:

Frijoles: “Una cocina sin una olla de frijoles, no es cocina”, diría mi abuelita materna. En efecto, los frijoles son una legumbre barata que puede comerse a cualquier hora del día. Preparar esta legumbre es fácil y en Veracruz los encontramos en sus diferentes variedades, colores y tamaños.

En cualquier restaurant del puerto, desde el más lujoso hasta el más económico, podemos pedir cualquiera de éstas modalidades:

• “Frijolitos negros”... que son frijoles refritos que se acompañan con queso fresco, tortillas tostadas o con plátanos fritos.
• “Moros con cristianos”... si, los famosos frijoles con arroz (refritos o en caldo). Sin son secos se acompañan con tortilla tostada o una “micha” recién salida del horno; si son caldoso entonces con una buena dotación de tortillas y unos chiles verdes.
• “Frijoles Charros”, “Frijoles Bayos”...  son los famoso “frijoles güeritos”, que en el Puerto Jarocho, no pueden faltar en una parrillada, frente al mar o alberca... ¡Por supuesto! acompañados de una rica carne asada y una cerveza bien fría.

Lentejas: He escuchado por ahí que “Un plato de lentejas a nadie se le niega” y es una de las comidas más nutritivas que consumimos los jarochos con frecuencia. También son fáciles de encontrarlas como botana tostada (dentro de pequeñas bolsitas) y que normalmente se consumen con salsa picante y limón. Si por la tarde tiene hambre, no dude en ir a comprar una “bolsita” y deleitar a su paladar.

Garbanzos: En la ciudad y en su Centro Histórico se acostumbra la famosa “hora feliz” o la “hora del amigo”. Los diferentes restaurantes, fonditas y en Los Portales, se ofrece al visitante un rico tazón con “potaje de garbanzo” (caldo con carne de res donde el garbanzo le da una textura, sabor y olor delicioso), que acompaña a la tradicional cerveza fría.

Ejotes: Una noble legumbre que engrandece un plato sencillo. Se consume tradicionalmente en diferentes modalidades: huevos con ejotes, ejotes con pollo, pescado o carne de res  en salsa verde, mole verde, ensaladas de verduras frescas donde se incluye un aderezo con aceite, vinagre y limón.

Chícharos: Pequeños, pero dan realce a cualquier platillo. En nuestra gastronomía tradicional es común consumirlo con arroz:

• “Arroz  a la jardinera”, arroz blanco o colorado acompañado con zanahoria y chícharos.
• “Ensalada rusa”, que se elabora con pollo, zanahoria, papa y chícharo acompañados con  mayonesa... refrescante para esos días de mucho calor en la ciudad.
• “Tamalitos de masa rellenos de verdura”... muy nutritivos porque se rellenan con pollo, zanahoria, ejotes y chícharos... ¡Deliciosos!
• “Mole verde”, “sopa de verduras” o simplemente una “crema de chícharo”. También se pueden consumir secos, en botana, como los garbanzos o lentejas.

Así que no hay pretextos para no consumir este año Legumbres, legumbres y más legumbres. Por lo pronto, seguiré con mi propósito de comer más sano y junto con mi querida amiga “Juany”, poner en marcha los nuevos proyectos.

Los esperamos en este periodo vacacional a disfrutar de las playas y nuestra gastronomía, que es lo que da... ¡El Sabor a Veracruz!

(1)    http://www.fao.org/pulses-2016/es/   
(2)    http://www.fao.org/news/audio-video/detail-video/es/?uid=11745

Ma. Dolores Altamirano Hernández es egresada de la Facultad de Pedagogía de la Universidad Veracruzana y con maestría en Educación Superior por la Universidad Cristóbal Colón. Docente desde hace 20 años desde el nivel medio hasta postgrado. Colaboradora en varios proyectos culturales como Café Literario y Círculo de lectores para adolescentes.



© 2012-2018 Destinoveracruz.com. Algunos derechos reservados.