Francisco Gabilondo Soler “Cri-Crí, el grillito cantor”

Francisco Gabilondo Soler Cri-Crí, el grillito cantor Nació en la ciudad de Orizaba el 6 de octubre de 1907, donde permaneció hasta el año de 1928. Fue hijo de Tiburcio Gabilondo Goya y Emilia Soler Fernández. Desde sus primeros años dio muestras de su interés hacia el mundo de la música, aprendiendo a cantar, a tocar el violín y el piano.

Comenzó a componer canciones a finales de la década de los 20’s, en Orizaba. En 1928 se trasladó a la ciudad de México para probar fortuna en el difícil ambiente musical de la capital; aunque durante algún tiempo no tuvo suerte ni en teatros ni en estaciones de radio, fue en estas circunstancias que comenzó a componer canciones infantiles para una niña que habitaba en la misma casa de huéspedes en la que él se alojaba.

En 1932, Francisco Gabilondo Soler fue contratado por la estación de radio XYZ para formar parte de un programa de comedia y crítica social. El 15 de octubre de 1934, se hizo cargo de un nuevo programa de 15 minutos de duración en la estación de radio XEW, en la cual se encargaba de contar historias musicales acerca de personajes fantásticos y de animales.

Es a través de este programa que llegó a ser uno de los personajes más escuchados en el país, y donde también comenzó a hacerse llamar “Cri-Crí, el grillito cantor”. El programa permaneció al aire 27 años, hasta el 30 de julio de 1961, cuando fue cancelado; dejando un legado artístico extraordinario, el cual a acompañado la infancia de muchas generaciones posteriores, que han crecido escuchando su música, en México y Latinoamérica.

La grandeza de su obra se refleja en la variedad de ritmos musicales, temas y personajes con los que ilustraba sus canciones. Escribió 228 canciones y composiciones, 120 de estas canciones fueron grabadas, con más de 300 personajes y 3,500 páginas de textos y cuentos.

Francisco Gabilondo Soler fue miembro fundador de la Sociedad de Autores, Compositores y Editoras de Música de México, en la que quedó inscrito con una cuota de dos pesos, el 1 de enero de 1940. Han sido vendidas más de diez millones de copias de sus grabaciones desde 1949 hasta el día de hoy.

Aunque Francisco Gabilondo soler destacó como músico, se dice que este no fue su principal interés, sino la Astronomía; por lo que siempre fue un estudioso de esta materia, ingresando a la Sociedad Astronómica de México el 31 de octubre de 1951. En el pueblo de Tultepec instaló un observatorio astronómico para que los astrónomos aficionados realizaran sus prácticas.

En la década de los 70’s, luego de proyectos de programas fallidos en la televisión, se retiró a vivir al pueblo de San Miguel Tocuila, a las afueras de Texcoco, donde falleció el 14 de diciembre de 1990, a la 1:40 de la tarde.




© 2012-2018 Destinoveracruz.com. Algunos derechos reservados.