Danzantes de las Calles de Veracruz

Danzantes de las Calles de Veracruz Bailan la “Danza de la lluvia”, para pedir a Dios por la comida. Se trata de Javier Contreras Ferál y Reyna Tixta Ojeda; matrimonio originario del pueblo de San Juan Huaxtepec; en el estado de Oaxaca.

La mañana y tarde de ayer domingo, las calles del primer cuadro de la ciudad de Veracruz, fueron tomadas como una “escena urbana”, para interpretar esta danza mixteca; los “Danzantes Callejeros”, interpretan este baile tradicional oaxaqueño con el propósito; de recabar los cinco mil pesos necesarios, para viajar a la ciudad de La Paz, en el estado de Baja California Sur, donde trabajan en la pisca del tomate.

Bajo “los rayos del Sol”, que ayer domingo alcanzaron los 20 grados centígrados, frente a las costas de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río; el matrimonio Contreras Tixta danzó para poder alcanzar el “sueño”, de brindar una vida mejor a sus tres hijos, en el estado del norte del país.

“Yo salí para buscar la vida, porque allá en el pueblo no hay fuentes de trabajo, y necesito dinero para los pasajes, para poder viajar a Baja California; allá en La Paz me ha tocado trabajar en el campo en la pisca del tomate, necesito los cinco mil pesos; pero apenas tenemos tres días en Veracruz, no tengo nada para que podamos viajar mi esposa y yo.

“Allá en mi pueblito está muy triste, no hay nada de trabajo; entonces yo busco la forma de poder tener dinero para mantener a mis tres hijos; que estudian la primaria”, refirió Javier Contreras.

En su lucha por alcanzar el sueño, Reyna Tixta Ojeda; lo acompaña danzando en este crucero vehicular del puerto de Veracruz, ubicado en el cruce de las calles Independencia y Rayón, justo frente al “Tranvía del Recuerdo” del puerto.

El atuendo de los danzantes callejeros, consta de un penacho de plumaje multicolor, caracoles en los ante brazos y piernas, sonajas, un tambor, una flauta, y el traje del danzante; donde resaltan “motivos del tipo azteca”.

Doña Reyna, recuerda sus inicios; cuando el matrimonio Contreras Tixta; decidió bailar en la calle por la falta de una fuente laboral y la necesidad de obtener mayores ingresos económicos, para la manutención de sus tres hijos.

Las necesidades básicas, insatisfechas en su pueblo natal del estado de Oaxaca; han obligado a la “Danzante Callejera”, a bailar desde hace tres años, en las calles de alguna ciudades del país.

“Hemos bailado en Tijuana, en Rosarito, hasta en Tecate; también en Mexicali; prácticamente en todos lados de Baja California; hemos trabajado así, con lo poco que se pueda hacer porque ahorita está muy dura la vida y tenemos que buscarle.

“En nuestro proyecto, pues casi que de vida, queremos llegar con nuestros hijos a Baja California; para trabajar en el campo, en la pisca del tomate y de ahí para el real”, concluyó Reyna Tixta Ojeda.




© 2012-2018 Destinoveracruz.com. Algunos derechos reservados.