Zacahuil, el tamal tradicional de la Huasteca

Zacahuil, el tamal tradicional de la Huasteca Es un tamal de inmenso tamaño originario de la zona de la Huasteca, se elabora con masa de maíz, manteca de cerdo, chile molido, especias, sal, carne de cerdo y hojas de plátano. Una pieza de zacahuil en esta zona es de consistencia aguada; puede llegar a medir 60 centímetros de ancho por varios metros de largo.

Son elaborados para ofrecer comida en fiestas familiares o patronales; bastando uno solo de estos tamales gigantes para alimentar a 50 personas o más.

Durante la época prehispánica, este platillo era cocinado al estilo de la sopa de piedras; ya que eran utilizadas piedras calientes dentro de un hoyo hecho en la tierra; es decir, se calentaban las piedras para posteriormente colocarlas dentro de las cacerolas donde se encontraba el guisado, realizandose una cocción rápida.

Se sabe que este platillo era una parte muy importante dentro de las celebraciones de los huastecos mesoamericanos. Era una ofrenda dedicada a las celebraciones de la tierra, a la cual le pedían buenas cosechas en el año.

Posteriormente y hasta nuestros días, el zacahuil comenzó a ser elaborado en un horno tradicional de leña. Los ingredientes ya mezclados son envueltos en hojas de platanillos y amarrados con mecate grueso y alambre; posteriormente, es introducido en el horno, el cual ya debe estar caliente con anticipación. La duración del horneado generalmente es de entre 10 y 12 horas.

Una vez adentro, el horno es tapado con ladrillos y sellado con barro para que no pueda escaparse el calor. Después de transcurrido el tiempo de cocción necesario, se abre el horno y el zacahuil es sacado sobre una batea de madera, misma que es trasladada al lugar en el cual se comerán el gran tamal.




© 2012-2018 Destinoveracruz.com. Algunos derechos reservados.