El Pescador de Ilusiones veracruzano

El Pescador de Ilusiones veracruzano Alfonso Meso Toto, se ha dedicado a la pesca de los “frutos del mar” hace más de 40 años, asegura que la captura de especies, ha disminuido en costas veracruzanas; la escasez del producto ha convertido a los trabajadores de la mar solo en “Pescadores de Ilusiones”.

Desde la madrugada, su labor arranca con la salida de la lancha, “Bonita“ de nombre; que echa las redes frente a la playa “Santa Ana” del municipio boqueño.

Con 57 años de edad, desde los 13 años, Don Alfonso; ha consagrado su vida, al igual que sus padres y sus abuelos, a la pesca de las diversas especies que capturan frente a las costas de Veracruz y Boca del Río.

“Mire, la verdad es que si ha cambiado mucho la pesca, anteriormente usted pescaba media tonelada de especies, de diversas, sino es que de casi todas hasta en un par de días; pero hoy, solo nos llevamos 500 kilos en una semana, o en cuatro días, así no se puede; no es posible”, refirió Alfonso Meso.

Y agregó: “Pensamos que se debe al cambio de corrientes marinas; los cambios climáticos, hasta lo que hemos hecho nosotros, arrojando contaminantes, puede ser causa de este problema”, comentó.

Su faena, dentro del grupo de pescadores, solo consiste en echar la red hasta 300 metros de la playa hacia mar adentro, y posteriormente, utilizar la montura (amarre de la cuerda de la red en la cintura); para jalar el producto capturado.

Un trabajo consagrado para los pescadores más grandes, mientras que los jóvenes se avientan a “pulpear”, o a bucear en las profundidades, para sacar las especies que reposan en el fondo de las aguas del Golfo de México.

“Ya nosotros no servimos para ese trabajo, los pescadores más jóvenes si lo hacen, son los que se avientan a sacar el producto, pero nosotros por ser más grandes nos toca menos labor, y yo no me arriesgo más, tengo más de 40 años en la pesca y nunca me pasó nada, no quiero que de viejo me pase algo”, precisó.

Luego de cuatro décadas dedicadas al “Oficio de Jesús”, como le llaman algunos a la pesca; Don Alfonso siente satisfacción de haber sacado a su familia adelante, con la venta de los “Frutos del Mar”.

Aun cuando en la actualidad, pareciera que, la pesca es un oficio “Mal Sano”, porque no produce la remuneración económica suficiente.

“Cada vez es más difícil, los nuevos pescadores, los muchachos jóvenes ya no pueden vivir de esto solamente, ahora tienen que hacer actividades alternas, buscar otras fuentes de ingreso para sobrevivir”, finalizó.




© 2012-2018 Destinoveracruz.com. Algunos derechos reservados.