Antonio López de Santa Anna

Antonio López de Santa Anna Fue bautizado con el nombre de Antonio de Padua Severino López de Santa Anna. Nació el 22 de febrero de 1794 en la villa de Xalapa, en el estado de Veracruz, pero fue en el puerto de Veracruz donde Antonio creció, ya que sus padres emigraron a esa ciudad para mejorar su situación económica.

En 1810, a la edad de 15 años, ingresó al Real Regimiento de Infantería. El joven vio acción de combate contra las tropas insurgentes de Hidalgo, Morelos y varios otros grupos independentistas, lo cual le llevó a recorrer lugares como Tamaulipas, Texas, San Luis Potosí, Coahuila y la capital de la Nueva España.

En el año de 1821, tras el acuerdo entre Vicente Guerrero y Agustín de Iturbide, se puso a las ordenes del general Guadalupe Victoria, en la ciudad de Córdoba volviéndose de esa forma al bando insurgente.

En 1822 recibió por parte de Iturbide el nombramiento de brigadier, 15 días antes de que el mismo Iturbide fuera proclamado emperador de México, así mismo 5 meses después obtuvo el mando de las tropas de Veracruz, su creciente poder no fue del gusto del emperador, el cual le quitó todo tipo de nombramiento obtenido a esa fecha; Santa Anna respondió uniéndose a Guadalupe Victoria, quien ya era perseguido por el emperador y juntos lucharon para derrocarlo.

Es llamado “Libertador de México” por haber derrotado un grupo de españoles con intenciones de reconquista, los combatió en la zona norte de Veracruz y sur de Tamaulipas con el apoyo del militar Manuel de Mier y Terán y los pobladores de las tierras huastecas. En 1836, con el respaldo de los Estados Unidos de América, el estado mexicano de Texas buscó su separación del país; Santa Anna partió a sofocar tal intento, sin embargo fue derrotado en San Jacinto y tomado preso por las fuerzas texanas.

Para salvar su vida como prisionero de guerra y regresar a la capital de México, firmó acuerdos que a muy pocos mexicanos les parecieron correctos. Al volver al puerto de Veracruz, la oposición a su persona era cada vez mas notoria; razón por la cual se retiró a su hacienda “Manga de clavo”, y no fue sino hasta 1838, cuando las tropas francesas invadieron Veracruz, que tuvo su oportunidad de volver a la acción militar, alzándose en armas contra los invasores; en uno de los combates resultó herido en una pierna, teniendo que amputársela.

El hecho de haber contraído nupcias por segunda ocasión tras el fallecimiento de su primer esposa, no le atrajo el agrado de algunas esferas de la sociedad mexicana, y tras el levantamiento de algunos militares no afines a él, fue encarcelado y expulsado del país en mayo de 1845; sin embargo, al año siguiente fue traído de vuelta de su destierro perpetuo y restituido con su título de “Benemérito de la nación”, porclamandolo como jefe de todas las fuerzas armadas.

Tal nombramiento coincidió con la declaración de guerra de Estados Unidos a México en 1847; el apoyo de otros jefes militares fue poco y fueron los habitantes quienes hicieron frente al enemigo junto con los gobernadores de los estados; sin embargo, la superioridad militar de Estados Unidos fue demasiada y México perdió más de la mitad de su territorio, siendo él quién fuera nombrado culpable oficial de la derrota; siendo desconocido, pidió su salvo conducto para dejar el país, llendose a radicar a Colombia.

6 años después regresó a México y fue nombrado presidente por acuerdo de las legislaturas de la entidades federativas de los Estados Unidos Mexicanos; fueron esos los años en que el presidente pareció no tener freno en sus excesos, dado que decretó impuestos sobre ventanas, canales, perros, asientos de coches. Creó una política secreta que enrolaba a todo aquel que no podía pagar para evitar su servicio en el ejercito; por lo cual se unieron varios grupos que representaban diferentes causas, entre ellos Juan Álvarez y los llamados “Libertadores”, oriundos del estado de Guerrero, para derrocarlo en 1855, siendo desterrado una vez más hasta 1874, muriendo el año de 1876 en la ciudad de México.




© 2012-2018 Destinoveracruz.com. Algunos derechos reservados.