Leyenda de las langostas

Leyenda de las langostas Cuentan que hace aproximadamente 150 años, vivía un bondadoso muchacho que le profesaba mucho amor a su madre, el cual al paso del tiempo creció y se enamoró de una bella mujer, a la cual le propuso casarse con él. La joven enamorada aceptó la propuesta de matrimonio y se casaron.

El joven siguió ayudando a su madre, cosa que causaba la molestia de su mujer, quien le recriminaba que solamente debía ayudarla a ella que era su esposa; dada las circunstancias, el muchacho tenía que ayudar a su madre a escondidas de la mujer.

Un día la mamá fue a buscar a su hijo para que le diera a escondidas un poco de maíz que tenía en una troje enorme para su nixtamal, cuando la esposa se dio cuenta que le daba el maíz, su molestia fue tan grande que le prohibió terminantemente que la volviera a ayudar, a lo que el joven dijo que si.

Cierto día, al ir el joven matrimonio a la troje en busca de la mazorca para desgranar, se sorprendieron al encontrar todo convertido en plagas de langostas (saltamontes), los cuales devoraron a los dos jóvenes en el acto como un escarmiento por su mal comportamiento con la madre del muchacho.

Después que los cuerpos fueron devorados por los insectos, los esqueletos fueron trasladados al pueblo para ser exhibidos, la pobre madre llorando se culpaba de lo que les había pasado a su hijo y su nuera.

Se dice que a partír de los hechos, la plaga de langostas se extendió por toda la región como nunca antes había sucedido, y que cuando llegaba la plaga, era tan grande que se oscurecia la ciudad, ya que tapaban la luz del sol mientras se escuchaba como devoraban la siembra.




© 2012-2018 Destinoveracruz.com. Algunos derechos reservados.