El Poeta del Pueblo

Por: Maite Ramírez Solano
El Poeta del Pueblo El viento suspira como todas las noches y un dulce bálsamo impregna la oscuridad infinita con toques verdosos y azules, un fondo estrecho y poblado de vegetación destella tenuemente el camino donde hay un corazón...

Poeta virtuoso, pensador, valiente, dotado de facultades recónditas, noble, erudito, misterioso, solitario... Ozan es su nombre; conocido también como el poeta del pueblo, un hombre sumergido en sus libros, viviendo en la profundidad del bosque... Empedernido por los pensamientos sociales en el mundo, deseoso de graduar la convivencia y simplificar la armonía y la estabilidad del pensamiento humano, sin tomar en cuenta que él mismo se encontraba aislado de todo esto.

Ozan; había decidido cobijarse en el bosque obligado a ocultarse por su enrome estatura, era un hombre muy alto, casi como los mismos árboles quienes le hacían compañía cada uno de sus días.

Allí... Ozan había encontrado el mejor refugio, estaba lleno de sabiduría y experiencia, amaba la vida, sus libros, la naturaleza, la filosofía. Sin embargo; se había olvidado de algo primordial... Había perdido la esperanza en el amor, él era un hombre virtuoso, fuerte, decidido, pero su corazón estaba lleno de sensibilidad y necesitado de las dulces caricias, del brillo y de la luz que abruma a un corazón enamorado... En sus ojos ya estaba extinto el resplandor.

La noche llegaba lentamente después del atardecer, se impregnaba el ambiente de un bálsamo dulce, un aroma tenue y relajante el cual inquietaba a Ozan y lo inducía a sosegarse...

Las hierbas secas crujen y los lechos verdes suavizan las pisadas delicadas; ella se acerca sigilosamente hasta la ventana de la cabaña, lo observa tiernamente y disfruta de aquello que mira... Ella es Zeynep; una bella mujer que deambula por el bosque, una mujer con fastuosos dones, los paganos la llamaba: Zeynep “La bruja del bosque”...

Ella se deleita todas las noches merodeando a los alrededores de la cabaña, se acerca cuando él duerme y entra en sus sueños para conocer al hombre solitario, toma sus libros a escondidas y los regresa sin que él lo note. Zeynep está enamorada de Ozan en silencio... Sabe lo difícil que será acercarse al fuerte y testarudo gigante que en secreto guarda su ansiedad por ser amado.

El gran poeta... Se ha dado cuenta que ha estado soñando con una bella mujer, en sus sueños puede apreciarla detenidamente, admirando no solo su belleza; si no está brotando en él aquel deseo extraño por algo que no puede explicar, oye una risa traviesa que lo desarma por completo, él no esta convencido, lucha contra el sentimiento... Quiere seguir siendo fuerte, victorioso en su propia razón. Sin embargo; su corazón sucumbe por un beso dulce de aquella mujer que desconoce... La de los ojos tiernos y profundos, la de la sonrisa traviesa y noble.

Zeynep notó el sentimiento que surgía en Ozan; así que decidió presentarse ante él, la dulce mujer lo hizo con gran seguridad y soltura, su risa inmediatamente armó reacción en el poeta, delicadamente lo distinguía sin mencionar palabras, estaba tocando a su puerta y deslizaba su cuerpo entre danzas naturales y cautivadoras hasta lograr tomar sus manos... Entrelazó sus dedos sintiendo la textura, el calor y una ligera humedad acudida por la ansiedad.

Era la mujer que muchas veces había visto en sus sueños, estaba tocando a su puerta, su corazón, su espacio y su mundo... Entre miradas y cortejo ella aproximó su cuerpo junto a él... Él sonrojaba y se sentía testarudo; sin embargo... Moría por besarla.

Ozan le pidió que se fuera, necesitaba estar solo, se sentía impedido, había morado su privacidad. Zeynep sin decir más; sumisa y tierna tocó su rostro y se alejó lentamente internándose en el bosque.

Cuando la bruja se alejó; el erudito se sentía realmente enojado, no podía describir que era lo que su mente y su cuerpo le decían... Tomó sus libros y nuevamente se sumergió en ellos, devoró cada una de las páginas intentando ocupar su mente para no ser consumido por... El deseo... ¿El deseo?

-¿Qué me sucede?- se preguntó a si mismo enfurecido y trasnochado, el sueño lo acobijó una vez mas quedando tendido sobre su mesa.

Esa noche la bella Zeynep entró en sus sueños nuevamente y comenzó a danzar a su alrededor, lo cautivaba con sus miradas compasivas, rozaba sus manos, su cabello y su rostro...

Ella estaba inmensamente cautivada por él, amaba cada espacio de su ser, su estructura, su mirada, sus miedos, sus pensamientos, su altura...

Delicadamente Zeynep tomó al poeta entre sus manos, lo recostó entre sabanas y cojines en el suelo, comenzó a despojarlo lentamente de sus prendas, admiraba con devoción su cuerpo, su estatura, era como un Secueya roja, grande, fuerte, estable, con una corteza suave y brillante...

Espaciosamente besó su cuerpo; su espalda la deslizó con sus labios húmedos y deseosos, disfrutaba su aroma, su piel, sentía como su alma se alimentaba de su brío, se deslizó hacia su vientre mimando sus piernas, besaba sutil cada fragmento de su piel hasta sentir como despertaba el poeta, quien sorprendido al verla intentó quitarla ferozmente; ella se posó sobre él besando sus labios, enmarañando sus lenguas, entrelazando sus besos, fundiendo sus almas.

Ozan no logró contenerse y ansioso la besó... Dejó que el deseo los consumiera entre besos y caricias; poco a poco cada uno alimentaba ese deseo, alimentaba su esencia, su ser vacío y ansioso del amor.

Disfrutaron sus cuerpos; y a la mañana siguiente, cuando el poeta despertó, halló una pequeña caja de cristal donde había una nota que decía:

Te entrego mi corazón... Por que es tuyo... Te entrego mi alma... Por que te pertenece... Te entrego mis besos... Por que tú los creaste... Te doy mi vida... Por que solo contigo la quiero compartir.

Ozan... Con una sonrisa deleitante leyó la nota, caminó hacia la puerta y gritó al viento: -Y yo he decidido protegerte y cuidar a ti-.

Maite Ramírez Solano, nació el 23 de Marzo de 1975 en la Cd. de México DF. Es Lic. en Mercadotecnia. Estudió en la Escuela Superior de Bellas Artes en Atenas, Grecia. Ha participado en varios Proyectos como el de Alas y Raíces a los niños, en Festivales Culturales para la capacitación con talleres de artes plásticas para Asistentes Educativas, en el Centro Fox como expositora y tallerista; en actividades artísticas, en funciones comunitarias de estructura artística con el DIF y hasta hace unos meses se desempeñaba en el CEVART como Analista de Educación Satelital; llevando el proyecto de la Teleaula -Canal 23- Red de las Artes-CENART donde ha manejado varios proyectos como “Feria de las Artes”, Red de las Artes con Casas de Cultura, Capacitación de maestros, artistas y gestores culturales. Actualmente está en el área académica del Centro Veracruzano de las Artes “Hugo Argüelles”; con la coordinación, proyección y desarrollo de toda la oferta académica que se trabaja en el Centro.



© 2012-2018 Destinoveracruz.com. Algunos derechos reservados.