Parroquia de la Asunción en Papantla

Parroquia de la Asunción en Papantla A esta parroquia inicialmente se le llamó la capilla del pueblo de Santa María de Papantla, ya que fue el nombre que se le dio a esta población, fue construida por los franciscanos por los años de 1570. En el año de 1590 se terminó de construir la pequeña capilla.

En el año de 1646, en los márgenes de las playas de Tecolutla se encontró una figurilla, identificada como nuestra Señora de la Asunción. Tenía grabado cono destinatario el pueblo Santa María de Papantla, las autoridades no quisieron enviarla sin antes hacer una copia exacta de la escultura para poder quedarse con ella.

La efigie fue recibida con una gran alegría y devoción, siendo desde entonces la patrona de este pueblo, de Misantla, Tlapacoyan, Teziutlán, Tlatlauquitepec y Tuxpan, donde se le guarda una gran devoción a la Virgen de la Asunción.

En 1778 fue cantada por primera vez la misa en latín por el primer sacerdote Papanteco, Plácido Pérez, hijo de un capitán español. Para 1787 la construcción no era más que de cal y canto con techo de tejamanil, no tenía torres, motivo por el cual la campana traída por españoles fue ubicada en un cerro cercano de lado sur (donde ahora se ubica el cerro del volador); para hacer sonar la campana tiraban de una cuerda que sujetaba el Badajoz. En este año era gobernador Andrés Olarte, siendo el sacerdote encargado de Papantla don Manuel Pérez de Fonz. Gracias a la recolección de los diezmos en 1789 se pudo comprar la segunda campana para el templo.

En 1820 según el jefe político del cantón don José María Bauza, el templo tenía el techo de tejamanil y dos capillas laterales que no contaban con adornos en su interior a excepción de cinco colaterales pintado con unas imágenes de regular tamaño, una lámpara de plata, un órgano de viento descompuesto, un trono y una custodia dorada. Una de Las capillas se llamaba el calvario en ésta no se oficiaba misa y como la parroquia aún no contaba con torre, la campana aún se encontraba en el cerro.

En 1863, Carl Nebel pintor alemán deja por escrito que la iglesia era de mampostería aún sin torre y en la fachada delantera de la iglesia había un grabado que decía “Sociedad Católica”.

Como parte de los pasajes históricos, la iglesia fue tomada por las tropas de Maximiliano para ser usada como cuartel en julio de 1886, pero en octubre de ese mismo año finalmente fue desalojada y entonces el padre Fernando María Torres la bendijo. En el siguiente año concluyeron totalmente las obras de restauración.

La iglesia de la Asunción fue escenario importante de la etapa de la Reforma en nuestro país; luego de la ley de nacionalización de bienes eclesiásticos y separación de la iglesia y el estado, esta parroquia se convirtió en propiedad de la nación.

El ingeniero Español Agapito Fontecilla Agustina con la ayuda del albañil Camilo Martínez, en al año de 1875 comenzó la construcción de la torre, la cual posee una altura de 30 metros, terminándose la construcción en 1879, fue así como se lograron colocar las dos campanas fundidas en Apulco, en el estado de Puebla, el cerro conserva hasta la fecha el nombre de cerro del campanario.

Años más tarde, en 1895 y con lo que se recabó por el pago de las infracciones al reglamento de policía, se adquirió el reloj de la torre, del que se dice la maquinaria es de origen francés. El señor Manuel ballesteros, relojero de la región auxiliado por el señor Manuel Peruyero son quienes se dice, instalaron este reloj.

En la época de la revolución, esta iglesia protagonizó pasajes trascendentes ya que en 1917, las fuerzas de Rodolfo Herrero intentaron tomar Papantla y de un cañonazo fue destruida parte de la Torre, averiando el reloj y las campanas. Durante los trabajos de reparación se le realizó una adaptación para que pudiera reproducir notas armónicas al dar la hora. La reconstrucción duró aproximadamente cinco años.

La parroquia de la Asunción adquiere categoría de catedral y se conforma el obispado de Papantla en 1923, el primer obispo de la diócesis fue don Nicolás Corona y Corona procedente de Orizaba.

Como parte de sus tesoros arquitectónicos, la iglesia de La Asunción cuenta con un altar central donde se encuentra la Virgen de la Asunción, del lado derecho del púlpito de la iglesia se ubican los tres medallones con las apariciones de la Virgen de Lourdes, del lado izquierdo las apariciones del cerro del Tepeyac.

De acabados en marmolina y construida en cemento armado, se encuentra una pila bautismal de 2 metros de diámetro ubicada en el lado izquierdo del púlpito, la pila llegó a la iglesia en 1985, año en que se realizaron diversos trabajos.

Las pilas anteriores datan de los años 50, eran totalmente de mármol y las más antiguas de cal y arena.

Dentro del estilo colonial franciscano, la iglesia de la Asunción es una de las más importantes construcciones históricas de Papantla.




© 2012-2018 Destinoveracruz.com. Algunos derechos reservados.