El Hijo del Chivo

Por: Maite Ramírez Solano
El Hijo del Chivo Es fuerte, es más fuerte que cualquier pinche roble,
alegría y desorden son el juicio en su vida,
gritos, emociones, buena compañía y la casa siempre llena,
bromas, bullicio y mentadas de madre son su alma,
la resistencia ya la trae en la sangre, jamás caerá, te juro que jamás caerá,
por que es hijo del Chivo, todo un cabrón...

-¡Ven acá!, haber dime un numero... ¡Ya ganaste cabrón! Te toca ir por la Coca a la tienda y vete en chinga que ya esta lista la salsa para los tacos... ¡Ah, y traite mas tortillas por que vienen mis compadres!, ¡Rápido cabrón!-.

-A ver, a ver... Vamos a hacer un juego, siéntense todos aquí en la mesa, pónganse abusados, a ver tu... ¿Qué animal te gustaría ser?-.

-¡Ora cabrón!, vete por los refrescos y saca los hielos para prepararnos una cubita, ¡Vente mija, vamos a hacer unas botanitas para ver el Fut!-.

-¡Ora!, ¿nos echamos un domino? A ver; ve y dile a tu tía que se traiga unas cervecitas en lo que nos acomodamos en la mesa... ¡Ándale cabrón, no te quedes ahí, muévete!-.

-A ver; ¿ya listos para mañana?, tu te traes las cocas, tu el chicharrón, tu la tortillas... ¿Quién pone los hielos?-.

-Ora si... Vamos a entrarle a las carnitas que están bien sabrosas... ¡Ah, jijo pica de la chingada esta salsa!-.

En que momento el tiempo se apodero de la jugada,
será porque estaba lloviendo o es porque estas llorando,
¿estas llorando?, los cabrones no lloran, no lloran,
la resistencia ya la trae uno en la sangre, jamás caerá, te juro que jamás caerá,
por que es hijo del Chivo, todo un cabrón...

-Mira nada más.

-¿Vas a comer hoy?

-No tengo hambre.

-Tienes que comer algo; mira nada mas como te estas poniendo.

-Tengo sueño... Me voy a dormir un rato mijo.

-Mira; ahí tumbado... Que no piensas moverte en todo el día, no quieres comer, ya no te voy a seguir insistiendo.

-¡No quiero!

-A ver; tienes que comer algo, cuando menos tomate tu juguito.

-¡Dejen de molestarme cabrones!, ¡Ya les dije que me quiero ir a dormir!-.

-¿Donde esta su luz?, ¿donde esta su animo?... Ya ni ríe.

-No quiero verlo así... ¡Míralo! Tan tranquilo y apacible, de pensar la verdad que las entrañas se me hacen nudos.

-No puedo.

-¿Qué no puedes?

-Ver su mirada consumida, su luz desvanecida, su alma extinta, su fuerza deteriorada...

-Mira; el dolor ya lo consumió, esta cansado y sobre todo llevar la enfermedad más los estragos no es tan fácil. ¡No es fácil! Y bueno; a los cabrones la tristeza también los mata, acuérdate del Chivo; no fue tanto la enfermedad sino la chingada bola de cabrones, que después de mamar, le dieron la espalda... La tristeza también mata.

Maite Ramírez Solano, nació el 23 de Marzo de 1975 en la Cd. de México DF. Es Lic. en Mercadotecnia. Estudió en la Escuela Superior de Bellas Artes en Atenas, Grecia. Ha participado en varios Proyectos como el de Alas y Raíces a los niños, en Festivales Culturales para la capacitación con talleres de artes plásticas para Asistentes Educativas, en el Centro Fox como expositora y tallerista; en actividades artísticas, en funciones comunitarias de estructura artística con el DIF y hasta hace unos meses se desempeñaba en el CEVART como Analista de Educación Satelital; llevando el proyecto de la Teleaula -Canal 23- Red de las Artes-CENART donde ha manejado varios proyectos como “Feria de las Artes”, Red de las Artes con Casas de Cultura, Capacitación de maestros, artistas y gestores culturales. Actualmente está en el área académica del Centro Veracruzano de las Artes “Hugo Argüelles”; con la coordinación, proyección y desarrollo de toda la oferta académica que se trabaja en el Centro.



© 2012-2018 Destinoveracruz.com. Algunos derechos reservados.