Origen africano de la comunidad de El Coyolillo

Origen africano de la comunidad de El Coyolillo El Coyolillo es una congregación localizada a 38 kilómetros de Xalapa, debe su nombre a la abundancia de palmas de coyol que en otros tiempos tenía.

Sus primeros habitantes fueron posiblemente esclavos liberados de origen africano de diferentes haciendas tales como, Santa Rosa, Nuestra Señora del Rosario, la hacienda de Almolonga o la Concepción.

Durante el siglo XVII, la hacienda San Miguel de Almolonga tenía esclavos por propiedad, más tarde pasaron a ser asalariados, aunque los beneficios no fueron muchos ya que eran forzados a trabajar, aun cuando la independencia ya tenia años de haberse logrado y la revolución estaba por cerrar su capítulo de sangre, los caciques y su sistema de pistoleros los forzaban a trabajar porque según ellos necesitaban la mano de obra.

En el Coyolillo se hacen notar los rasgos característicos de rostros finos, los cuales son predominantes en la región norte de Africa, aun siendo que a la Nueva España llegaron africanos de regiones de Guinea, Somalia, Mali, Costa de Marfil, el Congo y otras regiones del continente negro.

La suerte de haber mantenido casi en su totalidad la pureza de su raza y sangre, fue debido a que las poblaciones cercanas a Coyolillo eran en su mayoría de origen europeo (estos no se mezclaban con la gente de origen africano) y a que la autoridad colonial de la época, prohibía a los negros vivir en la misma población que los indios, fue hasta principios del siglo XX cuando los primeros matrimonios entre negros e indios comenzaron a ser realizados sin oposición alguna.

Entre los cambios mas importantes que se dieron, debido al contacto con el resto de las poblaciones de origen indígena, fue la de aprender el cultivo, ya que como descendientes de africanos, tenian la costumbre de criar ganado como modo de vida. Entre las muchas costumbres que aun guardan es el consumo de la carne de cerdo, el gusto por el plátano verde.

Como un ejemplo de integración, optaron por adoptar platillos de la comida mexicana, como la tortilla y los chiles rellenos, entre varios más adaptados a la sazón africana. Al adaptarse a las costumbres de su nueva nación, también se adaptaron a la religión mas socorrida o única de su momento que era la católica, celebran como católicos a su santo patrono San Isidro Labrador, la Semana Santa, sin dejar atrás el culto a sus raíces africanas que han sido y siguen siendo unos de los mas importantes ejes de su origen, los martes de carnaval lo manisfiestan, con el culto a los animales que les han servido de alimento.

Lo celebran los primeros dias del mes de marzo, se disfrazan con su traje tradicional de ropón y un mascarón hecho de madera, con cuernos que simulan un toro, carnero o venado; se lanzan a las calles con entusiasmo, sin muchos lujos y gastos excesivos de carros alegoricos, aunque la danza que originalmente se realizaba se fue perdiendo con el paso del tiempo, sin embargo, la energia y alegria que su gente la imprime, es el principal elemento que nunca falta, por ser orgullosos de su origen y raza.




© 2012-2018 Destinoveracruz.com. Algunos derechos reservados.