La batalla de Fortín

La batalla de Fortín Durante la segunda intervención francesa en nuestro país, la ciudad de Fortín se convirtió en el primer escenario donde se enfrentaron el ejercito mexicano y las fuerzas invasoras.

La batalla ocurrió el 19 de abril de 1862, cuando el Teniente Coronel Félix Díaz al frente de 40 soldados y un puñado de campesinos, se enfrentó en inferioridad numérica al ejercito francés.

Los hechos que antecedieron al enfrentamiento se dieron cuando se reunieron en la ciudad de Huiloapan, cerca de Orizaba, los Generales Ignacio Zaragoza y Porfirio Díaz, con el objetivo de llegar a un acuerdo para vigilar la retirada del ejercito francés, a quienes se les había negado permiso para alojarse en la ciudad de Orizaba.

Las fuerzas francesas hicieron caso omiso de los requerimientos de las autoridades mexicanas, tomando como pretexto la salud de sus enfermos.

El General Porfirio Díaz mandó a su hermano, el Teniente Coronel Félix Díaz a vigilar la retirada de las fuerzas invasoras, pero al ver que estos regresaban a Orizaba, no tuvo más remedio que iniciar la defensa de la ciudad, resultando muertos casi la totalidad de los defensores, Félix Díaz fue herido y hecho prisionero.

En el momento que los franceses interrogaban a Félix Díaz pasó por el camino la Condesa de Reus, quien intercedió por la vida del coronel, lo que ocasionó que los franceses se descuidaran y el prisionero escapara velozmente montado en un caballo francés en medio de una lluvia de balas, reuniéndose con el General Ignacio Zaragoza en Puebla.

Como homenaje a este hecho histórico, en 1890 fue levantado el “Monumento del Aguila” en el lugar de la batalla, de donde fue movido en 1935 a la salida de la ciudad; por último fue cambiado a la parte de atrás del Palacio Municipal en el año de 1943.




© 2012-2018 Destinoveracruz.com. Algunos derechos reservados.