El arte de crear

Por: Maite Ramírez Solano
El arte de crear Para todo artista el tema de la creación  es el espacio más revelador para el desarrollo de su obra; es el momento donde su mente se inunda de ideas, en el cual su imaginación, sentimientos y emociones comienzan a dar forma y lugar a un nuevo proyecto.

Este proyecto u obra artística esta compuesto por un proceso que encamina a la  creación, con un toque delicado y minucioso es donde comienza el artista  a observar, a reflexionar y a definir el tema, selecciona estratégicamente el punto o los puntos más relevantes a desarrollar concretamente; investiga, se funde en el tema y sus ideas, deja que su imaginación albergue infinidad de opciones que pueden ser útiles para el hoy o quizás para el mañana, maneja diversas iniciativas de trabajo y la creatividad es la plataforma de la creación.

Mas tarde se acerca a la selección de materiales; busca las texturas adecuadas, los colores comprensivos, las palabras acogedoras y descriptivas, los tonos entrelazados, las medidas de expresión, la intensidad del sentimiento, el enfoque correcto, la unión de las ideas, la estética determinada que caracteriza la obra para dar el nombre, la persuasión y la declaración a la sociedad de sus pensamientos, ideas y emociones con la finalidad de fundar una sensación que estimule la percepción para quien esta del otro lado y dejar una huella, un estigma grabado que represente el pensamiento del artista en la sociedad y en su público.

Este proceso lleva su tiempo; lleva una disciplina y un orden que solo cada artista sabe hacer, cada uno tiene el estilo que lo distingue, su visión que le da forma, su estética que lo acompaña, su perspectiva que lo simboliza, sus fines que le dan vida al trabajo, su amor por lo que hace y esa creatividad interminable que día a día lo acompaña.

El arte de crear arte suena tan sencillo y simple, tomando en cuenta que la creación artística es una función esencial del ser humano; arte y hombre son inseparables. Sin embargo, en realidad enmarca el proceso donde el artista puede crear códigos basados en sistemas de signos como: el lenguaje articulado, el lenguaje matemático, el científico, el tecnológico y el lenguaje artístico para transmitir. El artista no se limita a la representación, sino que transforma los datos de la naturaleza y los ordena de manera diferente.

El autor de una obra de arte no es un descubridor sino un creador, y con la misma plenitud con la que nos referimos a un descubrimiento científico, podemos hablar de una creación artística. Por lo tanto, en esta dimensión creadora o la transducción de los datos y de las formas visibles donde radica la esencia de la actividad artística; es cuando la esencia se transmuta del artista a través de la creación.

Maite Ramírez Solano, nació el 23 de Marzo de 1975 en la Cd. de México DF. Es Lic. en Mercadotecnia. Estudió en la Escuela Superior de Bellas Artes en Atenas, Grecia. Ha participado en varios Proyectos como el de Alas y Raíces a los niños, en Festivales Culturales para la capacitación con talleres de artes plásticas para Asistentes Educativas, en el Centro Fox como expositora y tallerista; en actividades artísticas, en funciones comunitarias de estructura artística con el DIF y hasta hace unos meses se desempeñaba en el CEVART como Analista de Educación Satelital; llevando el proyecto de la Teleaula -Canal 23- Red de las Artes-CENART donde ha manejado varios proyectos como “Feria de las Artes”, Red de las Artes con Casas de Cultura, Capacitación de maestros, artistas y gestores culturales. Actualmente está en el área académica del Centro Veracruzano de las Artes “Hugo Argüelles”; con la coordinación, proyección y desarrollo de toda la oferta académica que se trabaja en el Centro.



© 2012-2018 Destinoveracruz.com. Algunos derechos reservados.