Tributo del totonacapan a la triple alianza

Tributo del totonacapan a la triple alianza El acoso a las fértiles tierras del totonacapan se dió durante el reinado de Izcóatl, “culebra de pedernal”” (1427-40), cuarto soberano de los mexicas, que llegó hasta la sierra de Puebla, Huatusco (Quautochco) y Cotaxtla (Cuetlachtlán).

Su sucesor, Moctezuma Ilhuicamina, “el flechador del cielo” (1441-69), soberano de la ya constituida triple alianza Tenochtitlán-Tacuba-Texcoco, conquistó en 1450 parte de Huaxtecapan -expansión propiciada por la hambruna que padeció el Anáhuac ese año-, y en 1465 algunos pueblos del totonacapan como Túxpan, Papantla, Cuyuxquihui, Xalapa y Cempoala, agregando Orizaba (Ahuilizapan), lo que convirtió a estos pueblos en tributarios de la poderosa triple alianza.

Axayácatl, “cara de agua”, (1470-81), hijo y sucesor de Moctezuma Primero, llegó en plan de conquista hasta las costas de Túxpan, y Tizoc, “pierna enferma”, séptimo señor (1482-86), dominó la región de los Tuxtlas.

Ahuizotl, “perro de agua” (1478-1502), hijo también de Moctezuma y octavo señor de la Alianza, arrasó la huasteca y en el totonacapan llegó hasta Xico, Teocelo y Nautla.

En 1514 Papantla pertenecía a Túxpan, o estaban fundidas en la misma provincia tributaria.

El tributo que los pueblos dominados estaban obligados a pagar consistía en mantas de algodón, máxtlatl (taparrabos), enaguas, penachos, rodelas (escudos redondos), plumas blancas pequeñas, piel de coyote, jaguar y venado, chalchihuites (piedras preciosas), turquesas, pepitas, maíz, chile seco, sal, hule, vainilla, liquidámbar, copal, cacao, pescado y chicle, además de esclavos.

Libro “Postales de Papantla” de Leonardo Zaleta, pags. 15 y 16.



© 2012-2018 Destinoveracruz.com. Algunos derechos reservados.