Danza de Huahuas

Danza de Huahuas La palabra Huahua no tiene ninguna traducción en las lenguas náhuatl o totonaca, por lo que existe la posibilidad de que sea un vocablo apócope de la palabra Gua-camaya, nombre de un ave muy común en la zona de plumaje muy colorido.

La aparición de esta danza se da junto con la de “los voladores”, por lo que se puede entender que la asociación de estos dos bailes es un culto de la fertilidad ofrecido al dios Xipe Totec (señor de la vegetación que renace cada primavera).

La vestimenta es muy parecida a la de los voladores, pantalón de terciopelo rojo con adornos horizontales de tira bordada cerca de la pantorrilla, una espiga metálica de color plateado o dorado, en la orilla trae un galón amarillo y se lleva encima el pantalón blanco de uso diario.

Llevan en la cabeza un penacho de base cónica hecho de armazón de carrizo forrado de satín rojo, el cual mide entre 60 y 70 centímetros de diámetro, se le coloca un círculo de varillas de tarro delgado en el que se entretejen tiras muy angostas de papel metálico de diferentes colores y se sujeta a la barba con un pañuelo de color rojo, el penacho es adornado con plumas de ganso blancas, las cuales simbolizan al arcoiris.

El traje es adornado con medios círculos de color amarillo y verde que están situados en el penacho, la espalda y en los dos mandiles, llevan también botines de cuero de color negro o café, derivados de la influencia española.

El tramo más vistoso de la danza es cuando los ejecutantes trepan a un molinete asentado en una horqueta de madera a cada lado, colocada a una altura suficiente para que los danzantes puedan hacerla girar con los penachos puestos en la cabeza, el danzante es sostenido en la manija de la cruceta, quedando los pies en el extremo del eje.

En la primera parte, los cuatro ejecutantes bailan un zapateado al ritmo de una sonaja que ellos mismos suenan en su mano derecha, junto con la música producida por una flauta y un tambor que interpretan músicos que no son oficiantes.

Los giros producidos por el molinete, es un mecanismo de origen prehispánico, utilizados de manera exclusiva en las danzas de los voladores y huahuas, los primeros giran como la rotación de la tierra, en forma horizontal, señalando en su vuelo los cuatro puntos cardinales que abarcan todo el universo, la morada de los dioses; los segundos, de arriba hacia abajo, del cielo a la tierra, en sentido vertical, así como se desprende la lluvia bienhechora de las nubes.




© 2012-2018 Destinoveracruz.com. Algunos derechos reservados.