Lucrecia Toriz

Lucrecia Toriz En los albores del siglo XX con el presidente Porfirio Díaz gobernando para favorecer a los patrones, los obreros de las fábricas orizabeñas se manifestaron inconformes por la explotación de la cual eran objetos, esta situación en Orizaba era solamente el reflejo de lo que sucedía en todo el país, lo cual llevo a que los obreros se manifestaran en huelga el 7 de enero de 1907 en la ciudad de Río Blanco.

Ese día, al sonar el silbato que daba la orden de comenzar a laborar, los trabajadores se encontraban en las puertas de las instalaciones hablando acerca de la acciones a tomar, en compañía de mujeres que tenían algún parentesco con ellos: esposa, madre, hermana, las cuales solidarias con ellos se unieron a la huelga, a sabiendas de que el ejercito se manifestaría para proteger a los patrones.

Estas mujeres hicieron una valla para impedir la entrada a las instalaciones, tratando de evitar que obreros conformistas dieran al traste con el movimiento, algunos de los nombres de esas grandes mujeres eran Lucrecia Toriz, Filomena Pliego y Margarita Martínez, los cuales se convirtieron en un símbolo de la lucha de la mujer junto al hombre.

El objetivo inicial era solamente impedir que se llegara a trabajar, pero un puñado de obreros ingresaron a la tienda de raya, de la cual el propietario también era un explotador, uno de los empleados de la tienda realizó un disparo y mató a un trabajador, lo que provocó que la gente se fuera encima dando lugar a motines y saqueos en infinidad de negocios, la manifestación tomó camino hacia Nogales y posteriormente a Santa Rosa, para encontrarse con los obreros de las fabricas de ese lugar.

Esta huelga finalizó convertida en una lamentable tragedia, el ejercito tomó cartas en el asunto asesinando a muchos obreros indefensos, nunca se supo cuantas fueron las personas fallecidas, algunos sostienen que el ejercito arrojo al mar los cadáveres de infinidad de obreros que llenaban cinco vagones de tren.

Respecto a la señora Lucrecia Toriz, fue una heroína del movimiento obrero, aunque otras opiniones demeriten su lugar acreditándole solo el papel de una mujer entre la multitud, pero si se toma como punto de partida la situación de que las mujeres desde su anonimato apoyaron a los hombres y siempre estuvieron al lado de ellos, es suficiente razón para acreditarle el merito de haberse integrado por su propia decisión a un suceso que en los anales de la historia a sido asentado como precursor de la Revolución Mexicana, dentro de este contexto, Lucrecia Toriz representa la participación de las mujeres que han luchado al lado de sus hombres en busca de un mejor destino de vida.




© 2012-2018 Destinoveracruz.com. Algunos derechos reservados.