El origen de la bamba

El orígen de la bamba Esta melodía tradicional de los Veracruzanos vio la primera luz el 16 de mayo de 1683 en la zona de los médanos de Malibrán, en el sitio de la hacienda.

Su propietaria era Doña Beatriz del Real que fue muy famosa por su preferencia a los fandangos en la época de La Colonia.

La autoría se atribuye a un natural conocido como el “Guaruso”, se trataba de un trotamundo dedicado a la jarana y de virtud para la decima.

Y de esta forma es como hace su aparición en Malibrán.

Algunas leyendas dicen que llegó hasta este lugar invitado por unos peones que había conocido por el camino.

Los documentos de la época refieren que “El Guaruso” lucía siempre contento en la región principalmente por una guapa medellinera, llamada Rita la “China” que siempre lo traía embullado.

Un día, no precisado por los historia, mientras la gente hacía la tumbada en el cañaveral, llegó a la hacienda Sabás, el recadero de doña Beatriz, para anunciar la invasión de un grupo de embarcaciones piratas.

El día de la invasión

Lo anterior se verificó, cuando por la punta de Antón Lizardo se observó las embarcaciones piratas, con el capitán Lorencillos que tenía como destino el puerto de Veracruz.

De entre el grupo de peones se distinguía “Malanga”, e mulato fornido de quien refieren documentos de la época gozaba de los favores de Doña Beatriz.

Malanga organizó a la peonada y con arengas valerosas cautivó a los hombres a la lucha por la defensa de la hacienda y las mujeres. Mientras tanto, un singular personaje, cantaba sin cesar y en tono irreverente:

“Quitilan, quitilan,/ que suenan las campanas de Malibrán/, qué vienen los piratas que no vendrán…/ Qutilín, quitilín,/ que suena la campana de Medellín/ y que suena y suena a rintintín”.

En un momento determinado, “Malanga” regresó a la hacienda donde ya lo esperaba Doña Beatriz acompañada de las mujeres y los niños.

“¿Qué harán ustedes?, – preguntaba la propietaria de la hacienda – que ni marineros son”.

El noble mulato respondió: “No soy marinero, pero aquí seré”.

Finalmente, el pirata Lorencillo había pasado de frente rumbo al Playón de Hornos para ubicar sus barcos en el bombardeo al puerto. Los hechos se convirtieron en fiesta en la hacienda.

Mientras tanto, “El Guaruso” , ya en la borrachera entonó su copla.

De esta forma refieren historiadores como Ramón Río García y Francisco Ávila Rivera, que en tiempos de La Colonia, El Guaruso, entonó este canto inmortal.

Al tiempo se convirtió en típica ejecución en bailes y fandangos.

Posteriormente se consagró como la reina del son jarocho.

La palabra bamba es de origen africano que significa fiesta, huateque o celebración.

Las coplas originales de La bamba han sido modificadas de acuerdo al intérprete en turno.



© 2012-2018 Destinoveracruz.com. Algunos derechos reservados.