Leyenda del pescador desaparecido

Leyenda del pescador desaparecido Juan Manuel desde muy niño iba con su padre a pescar, ya que la pesca era el medio con el que se mantenía su familia, cuando tenía 10 años de edad en una de tantas incursiones al mar su padre desapareció, jamás volvió a saberse nada de él.

Al pequeño niño no le quedó más remedio que hacerse cargo de su familia y se embarcaba todos los días mar adentro en una modesta embarcación, inicialmente para no alejarse mucho de la playa iba al bajo de hornos y después de algunas horas de pesca volvia a su hogar con suficiente comida.

Asi fue transcurriendo el tiempo hasta aquella ocasión en que se internaron en el mar y después de algunas horas de navegación los tripulantes de la nave fueron sorprendidos por una tormenta, dificultandole a Juan Manuel las maniobras para evitar ser volteados por las grandes olas que se formaban debido al temporal.

Seguían en su lucha contra la naturaleza cuando de pronto en el horizonte Juan Manuel vió una lucecilla que conforme la tempestad iba desapareciendo y daba paso a la tarde, se pudo apreciar que era un barco de pescadores que navegaban por el mar, divisando a lo lejos sobre la proa a su padre, el cual con la mano en alto lo saludaba.

Al verlo, se emocionó tanto que saltó al agua y de forma desesperada se fué nadando hacia su padre ante la mirada incredula de la tripulación de su barco que no entendían que le pasaba al muchacho, los cuales le decían que regresara.

Al no lograr su objetivo volvió a la embarcación llorando, cuando le preguntaron sus compañeros porque lloraba, enojado les contestó: ¿No vieron el barco de mi padre que nos saludaba?, más tarde al calmarse el muchacho comprendió que todo había sido una alucinación.

Cuando ya todo estaba tranquilo y listo para regresar a la playa, la tripulación se dió cuenta que se encontraban en el bajo de hornos, cuando en la mañana se habían internado muchos kilómetros mar adentro, donde les sorprendió la tormenta, ¿Quién los había traido de regreso a la playa?, esta es una interrogante que ninguno de los pescadores pudo contestar.

Se dice que al día de hoy más o menos a la medianoche se puede apreciar desde el bajo de hornos una lucecilla que ilumina una embarcación que se pierde en el horizonte.




© 2012-2018 Destinoveracruz.com. Algunos derechos reservados.